jueves, 23 de septiembre de 2010

Sin importar cuanto lo odie, el mono Jojoy no está en el infierno…. en el cielo tampoco, por suerte. Confórmate con el hecho de que ya no está en la tierra.

Hoy me desperté con la noticia que muchos esperaban; dios ha llamado de este mundo a su presencia (como dicen en las misas de muertos) a Jorge Briseño Suarez.

Todo empezó algún día de Junio de 1952, cuando Romelia Suarez se dejó penetrar por el pene equivocado. Romelia no se imaginaba que aquel minuto de gozo, le traería medio siglo de tristezas a un país donde hasta el diablo cree en el dios de la mitología cristiana; el mismo dios que en febrero de 1953, al ver que un espermatozoide fecundaba a un óvulo; decide llamar a la tierra a Víctor Julio Suárez Rojas sabiendo con su omnisciente poder, el daño que este señor causaría al país que lo vio nacer. ¡Cuántas personas inocentes, cuantos militares, cuantos secuestrador terminaron siendo llamados por dios, por culpa del terrorismo perpetrado por las farc!. Espera un momento!; pero si una persona muere porque un tal dios la llama a su presencia ¿no cree que la guerrilla quedaría absuelta de todos sus asesinatos?, no tiene sentido. Si la muerte de una persona, se da por la voluntad soberana de algún dios ¿Por qué existen los sicarios y los terroristas de las farc? ¿Acaso estos pícaros son empleados de dios, que trabajan llamando personas al juicio del juez supremo?, no tiene sentido.

Ya empezó el juicio en las alturas; dios le pide cuentas Jorge Briseño Suarez, alias el mono Jojoy; tú eres el abogado del guerrillero sanguinario ¿qué dirías en defensa de su cliente para ganar la piedad del juez más justo y perfecto del mundo?.

Cuéntenos qué le dirías a dios si tú fueras el abogado del mono Jojoy ante el supremo juez que conoce todo desde antes de que ocurra. Si yo fuera el abogado de ese bandido; les aseguro que dios no tendría más opción que mandarlo al paraíso eterno a disfrutar por toda la eternidad, y seria dios, el sanguinario dios de la mitología cristiana que le dio nombre a la operación Sodoma, el que terminaría juzgado y condenado por ser más sanguinario, cruel y cínico que el mismísimo cabecilla de las farc abatido esta mañana.

Según la mitología cristiana, es dios el que da la vida, y es dios el que la quita. De ser así, habría que preguntarle e a ese dios ¿Por qué permitió que aquel espermatozoide entre tantos millones de espermatozoides, fecundara a ese óvulo entre tantos millones de óvulos dándole la vida a ese asesino? ¿acaso dios no sabía el mal que ese señor causaría?, Y si es dios el que quita la vida ¿Por qué para que dios le quite la vida a los guerrilleros, es necesario arriesgarse a que dios le quite la vida a los militares que luchan contra las farc?.

Felicito a nuestro presidente, pero le recuerdo que la cagó haciéndole propaganda al tipo ese de la biblia que, cual terrorista fariano con armas no convencionales, destruyó a Horoshima y Nagasaki por ser el eje del mal… perdón, a Sodoma y Gomorra.