jueves, 30 de septiembre de 2010

Feliz día de la blasfemia. Los argumentos teístas, son sepultados bajo toneladas de tierra.

Imagina que estás trabajando en una mina bajo tierra, y de repente alguien con poderes sobrenaturales arroja toneladas de tierra en la entrada a la mina y te deja sepultado. Te deja tres meses en la oscuridad, aguantando hambre y calor; tú le ruegas y le clamas a la persona que tapó la entrada, y le pides llorando que habrá la entrada. Después de varios meses de tortura; la persona que tapó la entrada, por fin decide abrirla, y te deja salir. En vez de denunciar a la persona que te hizo ese mal; tú le agradeces de rodillas, lo alaba y le da gracias por haberte dejado salir. ¿No notas algo extraño?. Pero este no es el caso; miremos lo siguiente:

Resulta que estás en la misma mina; la cual es taponada por una persona con poderes sobrehumanos. Tú le ruegas y le clamas a esa persona que abra la mina y te deje salir; pero esta vez, la persona hace caso omiso a las súplicas y no abre la mina y te deja para que te mueras. Pero resulta que unas personas con el equipo adecuado, se apiadan de ti; usando perforadoras desarrolladas por el trabajo de hábiles ingenieros, cavan la tierra hasta llegar hasta donde está usted y te rescatan sano y salvo. Pero tú buscas a la personas que tapó la mina; te arrodillas ante él, lo alaba y le agradece por estar vivo y haber sido rescatado. ¿No notas algo más extraño en la actitud del rescatado?. Tenga en cuenta que la persona que tapa la mina o permite que la tierra obstruya la entrada, es un ser todopoderoso que conoce al pasado, el presente y el futuro, y para él no hay nada imposible; además su amor es infinito.

Volvamos al primer párrafo, donde el ser poderoso se apiado de ti, oyó tus suplicas y abrió la mina para que tú salieras. Ahora supongamos que los miembros de un grupo guerrillero te interceptan en la carretera, te secuestran y te internan en lo más profundo de la selva; te torturan durante más de diez años, aguantando hambre, frio y enfermedades. Luego de muchas marchas por tu liberación, y luego de la presión nacional e internacional; aquel grupo guerrillero accede a liberarte. ¿Tú te arrodillarías ante los guerrilleros y construiría altares en nombre de las farc, por haber hecho el gran milagro de liberarte? ¡En ningún memento! ¡Eso nadie lo ha hecho!; lo que si he visto muchas veces, es que las personas liberadas después de años de cautiverio en la selva; alaban, bendicen y le dan gracias a aquel hombre o ser todopoderoso, que teniendo poder infinito, no hizo algo para evitar su secuestro y posterior tortura, ¿recuerdan quien?, les doy una pista; nadie lo ha visto, ni se ha demostrado su existencia, pero puedo decirles que se trata del mismo personaje que disfruta cerrando la mina en mis primeros dos párrafos.

Ahora póngase en la situación de otro grupo de mineros, que en el año 2006, trabajaban en una mina llamada Pasta de Conchos en México. El mismo personaje todopoderoso, omnipotente y lleno de amor; arroja o permite que toneladas de tierra, sepulten a más de sesenta mineros que trabajaban para ganar el sustento diario de ellos y su familia. Esta vez no son torturados por varios meses antes de dejarlos salir; está vez muren sofocados y en agonía. Pero curiosamente; los familiares de los muertos, realizan celebraciones religiosas para honrar a sus familiares, y creen que aquel ser poderoso y amoroso, tiene a sus familiares a su lado, en un paraíso eterno; además creen que lo que sucedió en aquella mina en febrero del año 2006, fue la sabia voluntad de aquel ser, “dios sabe como hace sus cosas” es una frase típica de los que creen en la existencia de aquel ser. Sin embargo ¡piden justicia para los responsables humanos de la tragedia! ¡Qué ironía!


Dios perdona, dicen los creyentes; el hombre perdona algunas veces… pero la naturaleza nunca perdona. ¿Buen argumento?, ahora pretenden mostrar a dios y a la naturaleza existente, como cosas distintas; un dios amoroso que lo perdona todo, pero una naturaleza implacable que no perdona el daño que le hacen. En parte tienen razón: el hombre para desarrollarse y llegar al nivel de civilización actual, ha tenido que devorar recursos de un mundo que creían infinito e ilimitado; pero hoy sabemos el daño causado, y buscamos revertirlo, o evitar más daño. Pero los creyentes en algún dios, deberían preguntarse; según su creencia ¿Quién creó la naturaleza, y quien puso la plaga humana sobre ella siendo consciente del daño que dicha plaga causaría a su perfecta creación?, ¡yo no fui!. ¿Acaso dios no puede tener poder sobre su creación?, y de ser así ¿entonces como diablos pudo crear todo sólo con pronunciar la palabra “hágase”?.


Pongámonos en la posición de 33 mineros, que setecientos metros bajo tierra en la mina San José en un desierto chileno; claman a un ser invisible, que les permita salir. Si aceptamos que el desastre se debió exclusivamente a la culpa humana, y a la naturaleza que no perdona ¿Por qué agradecerle a un ser invisible, el hecho de que estén vivos; en vez de agradecerle a un azar de la naturaleza por el hecho de que la tierra no les haya caído encima a los mineros?. Y si el desastre fue por culpa humana ¿no será más razonable pedirle ayuda los humanos en vez de a un ser a quien nadie ha visto?. Todos los días vemos en los periódicos y noticieros; que son los seres humanos los que tratan de rescatar a sus congéneres, y no hay apoyo de ninguno de los dioses vigentes en la imaginación humana.

Ahora sólo falta que los creyentes, empezando por el mismísimo Sebastián Piñera, presidente de Chile (que dudo de que verdad sea creyente sincero); salgan con el cuento de que los rescatistas, son instrumentos de dios (leer mi entrada anterior sobre los médicos). De ser así, deberían preguntarse inmediatamente ¿Qué pasaría si el rescate del los mineros, sale terriblemente mal? ¿Entonces no sería culpa de dios sino del los rescatistas?; y si todo sale bien; fue porque dios obró por medio de los socorristas que trabajan día y noche; ¡que arrogancia! ¿No?, y luego acusan de arrogantes a los ateos.


Ahora vamos a suponer que no eres minero, y no te dedicas a sacarle los recursos a la madre naturaleza. Tú no vives en una zona de alto riesgo de avalancha, ni a la orilla de un río, ni en una peligrosa montaña; ¿Qué probabilidad tienes de morir sepultado bajo tierra?. Un día de paseo, después de haberle dado gracias a dios por haber amanecido con vida, terminas sofocado bajo toneladas de tierra.





Más de treinta personas desaparecen, y la zona es declarada campo santo. Dos personas sobreviven a la avalancha, y aquí pueden escuchar sus testimonios. Escuchen todo este audio:


Sin escucharon el testimonio de los dos sobrevivientes; notarán lo agradecidos que están con aquel ser invisible; si, el mismo que disfruta cerrando las minas en mis primeros dos párrafos de esta entrada, y el mismo que no hizo algo para evitar la muerte de más de treinta personas en este derrumbe. Los sobrevivientes agradecen a dios; pero, ¿Por qué los familiares de los muertos culpan a la policía, y a cualquier persona, menos al dios que debería saber todo desde antes de que ocurriera y no lo evito?; estoy seguro de que luego, hipócritamente, harán ceremonias religiosas donde dirán que dios se llevó a sus familiares ante su presencia, a gozar de un paraíso eterno. Los creyentes presentan dos milagros dudosos; y yo les presento treinta anti-milagros comprobados.

Lo que hace que esto aparente ser un supuesto milagro, es muy sencillo ¡los muertos no pueden ser entrevistados!, ellos ya no pueden dar testimonio de su tragedia, y no podrán agradecerle a dios cada día que amanezcan con vida. Paradójicamente, si aceptáramos que -no existir-, es mejor que existir (¿sabes cuanta gente NO EXISTE?), el milagro seria para las treinta personas que ya no existen, y no para las millones de personas que seguimos viviendo a esperas de la inevitable muerte.

Que contradictorio, que para que sucedan los milagros, primero tenga que ocurrir una tragedia como esta; y el beneficiario del milagro, haya tenido que estar justo en el lugar exacto, y en el momento de la tragedia, para poderle llamar a este hecho “milagro de dios”. El dios que no es responsable del derrumbe, pero hay que agradecerle porque no te quiso llevar al cielo. ¿No se supone que si te salvaste, fue porque dios no quiso llevarte, y tal vez sólo quería darte una lección?, a eso no se le podría llamar “milagro”.



Nota: Si ya dios se los llevó a su presencia, ¿¡el desgraciado dios no tiene la dignidad de entregar los cadáveres a sus familias para que reciban cristiana sepultura!?. Si alguien con fe, le pide a dios que entregue los cuerpos; no veo razón para que dios se niegue a hacerlo. Jesucristo, según la biblia dijo. “si tenéis fe como un granito de mostaza, podrías pedirle a una montaña que se mueva, y esta se moverá”, lo que no aclaró, es a quien le caería encima.


FELIZ DÍA INTERNACIONAL DE LA BLASFEMIA.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Dice el ateo: si dios es tan poderoso ¿Por qué vas al médico?; dice el creyente ¡el médico es instrumento de dios, y dios obra por medio de él! ¿Será que sí?.

Mi abuela tuvo un accidente; se quebró un par de huesos, fractura de tibia y peroné. "Gracias a dios se salvó" dicen mis familiares creyentes; aunque dios no haya evitado el accidente, vamos a suponer que dios sólo quería probar la fe y la fortaleza de mi abuela ante una situación adversa. En el hospital, los especialistas hacen bien su trabajo; sanan las heridas de mi abuela, atornillan sus huesos, le dan antibióticos y drogas para suprimir el dolor, y meses después de continuo tratamiento médico, mi abuela se recupera y goza nuevamente de su salud. ¿Quién la curo? ¿Dios o los médicos?, esto preguntan los ateos; pero los creyentes atacan con un curioso argumento: ¡los médicos son un instrumento de dios, y dios obra por medio de la ciencia y la medicina para devolverle la salud al enfermo! ¿Ganaron los creyentes?, vamos a ver.

Dos años después vuelve a enfermarse mi abuela; ¿un accidente?, no!, ahora se trata de un cáncer con metástasis en varios órganos. Ante la precaria situación de mi abuela, su edad, y la avanzada enfermedad; los médicos se rinden y calculan el tiempo que le quedad de vida, y reconocen que ya la ciencia no puede hacer nada; y no están mintiendo. Pero reaparecen mis familiares creyentes diciendo ¡qué clase de médico se atreve a ponerle fecha a la muerte de una persona!, ¡dios todo lo puede, y para él no hay nada imposible!; empiezan las cadenas de oración, las misas y los rezos. ¡Si los médicos no son capaces de hacer algo; dios todopoderoso demostrará que puede hacer lo que esos médicos no pueden hacer!. Aunque los médicos no creen en su recuperación; sus familiares creyentes, esperan el milagro divino.

En este momento, los médicos; que cuando curaron exitosamente a mi abuela, fueron llamados “instrumentos manejados por dios”, ahora son villanos, incrédulos, negligentes e incapaces. Irónicamente; mis familiares crédulos, ya no esperan que dios todopoderoso actúe por medio de los médicos, que son sus instrumentos predilectos para curar a las personas; nooo!, ahora quieren que dios haga el milagrito así no más; que haga el milagro directamente sin usar sus instrumentos. ¿Por qué dios ya no puede usar los instrumentos que usó antes para sanar a mi abuela?, ¿acaso dios se ve limitado por el avance de la ciencia?, y, si la ciencia es un instrumento creado por dios para sanar a las personas ¿Por qué esa ciencia creada por dios, ahora no es capaz de salvar la vida de mi abuela?. Y si ya dios no puede usar a sus instrumentos, que son los médicos y especialistas, ante la deficiencia científica; ¿podrá hacer el milagro directamente, sin médicos? ¿Qué sucedía hace más de un siglo cuando no existía la ciencia moderna, y un paciente moría de una infección, al no existir los antibióticos?, ¿en aquella época, dios no podía salvar la vida de una persona con un problema tan simple como una infección? ¿Y por qué dios ha mandado más ciencia durante los siglos XX y XXI; siglos donde se ha notado el auge del ateísmo?. No puedo concebir a un dios que dejara morir en agonía a sus generaciones más crédulas; y a estas generaciones ateas y malvadas, les haya dado antibióticos, anestesia y toda clase de maquinaria médica que ha llegado a descifrar los más intrincados secretos de la vida, como el ADN, a manera de ejemplo.

En otra sala del hospital, otra persona con un cáncer menos avanzado que el de mi abuela, después de haber recibido un costoso tratamiento de quimioterapia y radioterapia; recibe la buena noticia de que su cáncer ha muerto; el tumor ha sido extirpado, y ahora podrá vivir normalmente sin el asecho de la muerte. Sin dudarlo, el paciente exclama ¡gracias dios, alabado seas! ¡Qué maravilloso eres, tu poder es infinito!; entonces el médico, algo confundido le dice al paciente: ¿gracias a quien? ¿Luego no fue mi trabajo y la ciencia la que te curó?; a lo que el paciente indignado responde: ¡yo y mi familia hemos rezado desde que se me diagnosticó la enfermedad! ¡Si no fuera por esa oración, y por el poder de dios, la medicina no podría hacer nada! ¡Además la ciencia, es un gran regalo de dios!

Este video es parte de un debate realizado en Colombia, referente al presunto ateísmo de un candidato presidencial que no pudo ser elegido presidente de Colombia para el periodo 2010 – 2014. Es una muestra del cinismo al que llegan los creyentes para justificar su creencia, cada vez más insostenible. Miren todo este fragmento de diez minutos.



Si miraron todo el video; notarán que los testigos del señor José Galat, que defienden la existencia del dios cristiano; llaman a los médicos “herramientas con las cuales dios obra”; es decir; si un médico tiene éxito, fue porque dios obró por medio del médico para sanar al paciente. Pero si notan lo que dice el segundo testigo; se darán cuenta que para sustentar el supuesto milagro, el testigo arguye la NO INTERVENCIÓN DE MÉDICOS; es decir, el hecho de que no haya intervención médica, es muestra de que dios, y sólo dios, fue el responsable de la sanación.

Mi abuela muere. Mis familiares creyentes creen que está en un paraíso al lado de dios, porque dios la llamó a su santa presencia; pero hipócritamente siguen acusando al médico de negligente, y creen que se podía haber hecho algo para salvarle la vida. La preguntas inquietantes surgen como una cascada:

Si dios la llamó a su presencia ¿alguien podía haber hecho algo para salvarla? ¿Acaso alguien podía cambiar la sabia voluntad de dios?.

Si dios es todopoderoso, y escucha las oraciones ¿Por qué murió mi abuela?. ¿Conocen la historia de María Camila Angarita?

Si dios conoce el futuro (requisito importante para que sea un verdadero dios); entonces se supone que dios ya sabía el día y la hora de la muerte de mi abuela; y sabia perfectamente la enfermedad que la iba a matar. ¿Entonces por que pedirle a dios en la oración, que cambie sus planes?.

¿Por qué los familiares no querían que mi abuela se fuera a un paraíso al lado de dios a descansar?, ¿no se supone que haya estaría mucho mejor, disfrutando de un paraíso eterno?.

Hay dos opciones. Si la sabia voluntad de dios, era llevarse a mi abuela ¿era necesario invertir dinero en su salud, a sabiendas de que dios ganaría y se la llevaría?; y si la sabia voluntad de dios era salvarle la vida y dejarla más tiempo en la tierra ¿era necesario desperdiciar dinero en tratamientos y medicinas para que dios la pudiera salvar?.


Y la pregunta que me parece más importante, que podría causarles apoplejía a los creyentes si tratan de responderla:

SI LOS MÉDICOS SON INSTRUMENTOS DE DIOS; Y DIOS OBRA POR MEDIO DE ELLOS PARA SANAR A LAS PERSONAS, ¿POR QUÉ SEGUIMOS VIENDO NOTICIAS COMO ESTA?.


Investigan dos muertes por presunta negligencia médica en el Huila

Muere niño en Neiva por presunta negligencia médica



Si dios, supuestamente es prefecto y todopoderoso, ¿Por qué comete errores al usar sus instrumentos? ¿No será que es un falso médico? ¿No será que dios es un medico que compró su cartón para no estudiar, y cual cirujano sin entrenamiento, no sabe usar sus instrumentos y mata a los pacientes?. Parece que dios se sabe aquel refrán que dice “matando se aprende a medico”.

Me pregunto si uno de esos creyentes que creen que los médicos son instrumentos de dios; y creen en la sabia voluntad de dios ¿tiene moral para criticar los casos de muerte por negligencia médica, y para demandar a un médico o un hospital por haber permitido que dios se llevara a una persona a su presencia?. ¿Los médicos son instrumentos de dios SÓLO CUANDO ACTÚAN BIEN?. Y cuando actuan mal, entonces la culpa fue del médico y no de dios, a pesar de que dios obra por medio de los médicos.

Por eso odio la religión y el teísmo, por que se desprecia las capacidades humanas, atribuyéndole el don a un ser inexistente que no se hace responsable de lo malo; pero si hay que agradecerle lo bueno, lo bueno que hace la ciencia y la medicina.


domingo, 26 de septiembre de 2010

La religión es un negocio multimillonario. Ser ateo no es negocio, aunque sería divertido que los ateos, le arañáramos el dinero a los creyentes que usan AdWords. Que opinan?

Jesucristo: el hambre por él (o tal vez el hambre de llenar la barriga a costa de los incautos creyentes honestos). Dios te ama; ¿quieres conocerlo?, él te conoce muy bien. Milagros de la Eucaristía (el milagro de un sacerdote que da una misa y cuando termina, tiene llenas ocho o diez bolsas con dinero). Conozca el islam: pasos para convertirse al islamismo (gratis el material explosivo, estopines y cable detonante).

Mensajes como los anteriores, son los que llenan las pantallas de nuestro monitor, especialmente en páginas cristianas, católicas o de cualquier tipo de creyente en alguno de los amigos imaginaros. Pero lo que más nos ofende, es encontrar ese tipo de publicidad en nuestras páginas que promueven el ateísmo, el escepticismo y la razón. Muchos colegas ateos o escépticos, han promovido el uso de filtros para evitar ese tipo de publicidad engañosa en nuestros sitios de internet, aunque todos concordamos en que es muy improbable que un visitante frecuente de páginas ateas, se convierta al cristianismo o al islam por culpa de la dichosa publicidad.

Lo que yo propongo es no filtrarla; después de todo, uno usa Adsense de google (el programa de publicidad más popular), para ganar platica con el tráfico de nuestro sitio; aunque el negocio no es muy rentable que digamos, y es mucho más malo el negocio para los ateos, cuando nuestros portales de internet ateos o escépticos, se llenan de publicidad cristiana. Lo que propongo es que los ateos en masa, como un pasatiempo divertido; cada vez que estemos en una página CLARAMENTE ATEA, QUE TENGA PUBLICIDAD DE CLIENTES DE ADWORDS; Y QUE EN DICHA PUBLICIDAD HAYA CONTENIDO CRISTIANO, CATÓLICO O ISLÁMICO: LE DEMOS CLIC.

Esta es la idea: los clientes de AdWords pagan a google por cada clic que sus anuncios reciban; es muy poco dinero, pero el negocio mueve millones de dólares al año. Parte del dinero de un cliente de AdWords va para google, y otra parte va para la persona que ha puesto publicidad de adsense en su blog u otra página. Es decir; por cada clic que un ateos haga EN PUBLICIDAD CRISTIANA O CATÓLICA, CONTENIDA EN UNA PÁGINA CLARAMENTE ATEA; LE QUITAREMOS DINERO A LOS CRISTIANOS, PARA REPARTIRLO ENTRE GOOGLE Y EL DUEÑO DE LA PÁGINA ATEA. Google recibe tajada, así que no creo que se vayan a molestar por mi idea.


Ejemplo. De clic en esta imagen para ampliarla. Esto es sólo un ejemplo.

 

Voy a estar agregando enlaces a sitios de ateos o escépticos donde haya este tipo de publicidad; para que dediquen unos minutos a hacerle perder platica a los creyentes, dándosela a los ateos que luchan contra el cáncer de la religión.

Ejemplos:

Entra aquí:
Hoy día de quemar un Corán, entrada de SobreNatural.net
Esta es la página de mi amigo Lalo Marquez. En esta entrada debes buscar la publicidad de google, y dar clis donde se lea "Descubra el Islam" la religión que más crece en el mundo.

jueves, 23 de septiembre de 2010

Sin importar cuanto lo odie, el mono Jojoy no está en el infierno…. en el cielo tampoco, por suerte. Confórmate con el hecho de que ya no está en la tierra.

Hoy me desperté con la noticia que muchos esperaban; dios ha llamado de este mundo a su presencia (como dicen en las misas de muertos) a Jorge Briseño Suarez.

Todo empezó algún día de Junio de 1952, cuando Romelia Suarez se dejó penetrar por el pene equivocado. Romelia no se imaginaba que aquel minuto de gozo, le traería medio siglo de tristezas a un país donde hasta el diablo cree en el dios de la mitología cristiana; el mismo dios que en febrero de 1953, al ver que un espermatozoide fecundaba a un óvulo; decide llamar a la tierra a Víctor Julio Suárez Rojas sabiendo con su omnisciente poder, el daño que este señor causaría al país que lo vio nacer. ¡Cuántas personas inocentes, cuantos militares, cuantos secuestrador terminaron siendo llamados por dios, por culpa del terrorismo perpetrado por las farc!. Espera un momento!; pero si una persona muere porque un tal dios la llama a su presencia ¿no cree que la guerrilla quedaría absuelta de todos sus asesinatos?, no tiene sentido. Si la muerte de una persona, se da por la voluntad soberana de algún dios ¿Por qué existen los sicarios y los terroristas de las farc? ¿Acaso estos pícaros son empleados de dios, que trabajan llamando personas al juicio del juez supremo?, no tiene sentido.

Ya empezó el juicio en las alturas; dios le pide cuentas Jorge Briseño Suarez, alias el mono Jojoy; tú eres el abogado del guerrillero sanguinario ¿qué dirías en defensa de su cliente para ganar la piedad del juez más justo y perfecto del mundo?.

Cuéntenos qué le dirías a dios si tú fueras el abogado del mono Jojoy ante el supremo juez que conoce todo desde antes de que ocurra. Si yo fuera el abogado de ese bandido; les aseguro que dios no tendría más opción que mandarlo al paraíso eterno a disfrutar por toda la eternidad, y seria dios, el sanguinario dios de la mitología cristiana que le dio nombre a la operación Sodoma, el que terminaría juzgado y condenado por ser más sanguinario, cruel y cínico que el mismísimo cabecilla de las farc abatido esta mañana.

Según la mitología cristiana, es dios el que da la vida, y es dios el que la quita. De ser así, habría que preguntarle e a ese dios ¿Por qué permitió que aquel espermatozoide entre tantos millones de espermatozoides, fecundara a ese óvulo entre tantos millones de óvulos dándole la vida a ese asesino? ¿acaso dios no sabía el mal que ese señor causaría?, Y si es dios el que quita la vida ¿Por qué para que dios le quite la vida a los guerrilleros, es necesario arriesgarse a que dios le quite la vida a los militares que luchan contra las farc?.

Felicito a nuestro presidente, pero le recuerdo que la cagó haciéndole propaganda al tipo ese de la biblia que, cual terrorista fariano con armas no convencionales, destruyó a Horoshima y Nagasaki por ser el eje del mal… perdón, a Sodoma y Gomorra.

jueves, 16 de septiembre de 2010

Un “milagroso” accidente. Y por qué subestimamos el poder del azar.

Este artículo está dedicado a personas inexpertas, quienes dicen creer en un dios todopoderoso, al que hay que agradecerle todo lo bueno, pero dicho dios, no se hace responsable de lo malo. Ese dios creó al hombre; el mal que hace el hombre es culpa del mismo hombre, pero lo bueno que el hombre ha hecho hay que agradecérselo a dios.

Va para las personas que demandan al médico, al hospital o a una EPS por negligencia médica, pero creen que su familiar está en un paraíso porque dios se lo llevó a descasar. O como en este caso; para los que culpan al conductor ebrio, que simplemente era un humilde empleado de dios, encargado de mandar al paraíso a Zoila Pardo. (Es sarcasmo, claro).

Y para las personas que desarrollan el conocido complejo de culpa ante la trágica pérdida de un familiar o amigo. “Si hubiera hecho esto”,”y si hubiera hecho lo otro”,”y si no hubiera hecho esto o lo otro”; mi amigo estaría vivo.



Esta es una historia real que yo he arreglado con hechos triviales reales, para mostrar lo extremamente improbable que era la muerte de Zoila aquella noche trágica; y sin embargo sucedió.




http://www.eltiempo.com/colombia/bogota/
   
“Por fin llegó el viernes” dijo el abogado Fernando Abella la mañana del pasado 20 de agosto del 2010, y ¿Quién no quiere que llegue el viernes?, el día favorito de Daniel Klug, que hace tres días recibió la invitación de una amiga del colegio, para salir de rumba el viernes 20 de agosto; la invitación de esa amiga a Daniel, le costaría la vida a una mujer que no conocía.

Esa misma mañana, un amigo invita a rumbear al abogado Fernando Abella; esa invitación le costaría la vida a Zoila Rosa Pardo, puesto que si no hubiera hecho aquella invitación; la secuencia de eventos se habría desbaratado. Fernando Abella invita a su novia a salir aquella noche, pero ella no acepta, sellando el triste Final de Zoila; si la novia de Fernando Abella hubiera aceptado aquella invitación de su novio abogado, Zoila seguiría con vida.

Por su parte, la novia de Daniel Klug, si aceptó la invitación de su novio, lo cual resultaría fatal para Zoila Pardo; Daniel pide prestado el Mercedes a su papá, el cual no acepta dar en préstamo el carro a su hijo salvando la vida de Zoila, pero increíblemente, Daniel convence a su papá de que le preste el carro, clavando una puntilla más en el ataúd de Zoila. Daniel y su novia salen en el carro a las seis de la tarde a disfrutar de la noche del viernes; pero la hora a la que salieron, le costó la vida a Zoila, ya que sólo habría bastado que salieran diez minutos antes o diez minutos después, para desbaratar la secuencia de hechos de aquella noche trágica.

En otro lugar, a las 6:30 PM, el Abogado Fernando Abella sale de su casa en su Chevrolet Optra; diez minutos más tarde o diez minutos antes, y Zoila estaría con vida. Se dirige a un sitio público donde se encuentra con algunos amigos, y es invitado a entrar y tomarse cinco cervezas; cervezas que le costarían la vida a Zoila unas horas después. Irónicamente, si en vez de tomarse cinco cervezas, se hubiera tomado veinte hasta caerse de la perra; la secuencia de hechos se habría desbaratado, y Zoila estaría con vida; pero no… Fernando Abella España, como guiado por una mano divina, sólo se tomo cinco cervezas, y salió del establecimiento a las 9:00 PM de aquel viernes trágico; diez minutos más o diez minutos menos, y Zoila seguiría con vida. Fernando el abogado, tomó la ruta precisa, todos los cuarenta semáforos que encontró en su camino, marcaban el color preciso para detener el carro o darle vía. Sólo bastaba que un semáforo estuviera en el color equivocado, y la precisa secuencia de tiempo se habría descuadrado, y Zoila estaría con vida. Fernando Abella, precavidamente; cuando salió del establecimiento, llamó a su novia para que condujera su carro; pero su novia, poniendo otro clavo en la tumba de Zoila, contesto: “cinco cervecitas no son nada, tú puedes manejar”, y Fernando aceptó manejar hasta la casa.

A las nueve de la noche con diez minutos; el joven Daniel Klug y su novia, salen de otro establecimiento público después de pasar un rato agradable con otros amigos del colegio. Dos muchachos responsables que aquella noche, hacían parte de un complejo engranaje de situaciones triviales que le pondrían fin a la vida de Zoila Pardo una hora después. Si estos jóvenes se hubieran emborrachado, Zoila estaría con vida, y si tan sólo hubieran tomado su Mercedes Benz diez minutos más tarde o diez minutos antes; le habrían salvado la vida a Zoila, y Daniel no estaría luchando por su vida en u hospital. Salieron del establecimiento, y como guiados por una mano divina, tomaron las rutas precisas; los treinta semáforos que encontraron en el camino, marcaban el color preciso para detener el carro o darle vía, y la velocidad a la que viajaban SIN VIOLAR LA LEY DE TRÁNSITO, le costaría la vida a Zoila. El mercedes de Daniel Klug y su novia, estaba en el lugar preciso de la calle 150A, para chocar levemente con un mazda 3.

En el mazda 3 viajaba Zoila Pardo como pasajera, y su nuera conducía. Zoila había estado todo el día cuidando a su nieta, y se dirigía a su casa en Suba. Como guiados por una mano divina, Zoila y su nuera tomaron su mazda 3 para empezar el viaje, a una hora precisa, digamos que fue a las 8:30 PM; diez minutos más tarde o diez minutos antes, y Zoila no habría muerto. Los 45 semáforos que aparecieron en su camino, marcaban los colores precisos para detener el carro o darle vía. Sólo bastaba con que uno de los semáforos no estuviera en el color correcto, y la precisa secuencia cronológica, habría fallado por algunos segundos, y Zoila estaría viva. La velocidad LEGAL a la que viajaban fue cómplice de la tragedia, ya que si hubieran viajado unos kilómetros por hora más rápido, la secuencia cronológica habría fallado, y el mazda 3 de Zoila y su nuera, no habría tenido el choque simple con el mercedes de Daniel Klug y su novia en la calle 150A, como lo relato en el párrafo anterior. Si Zoila no hubiera cuidado a su nieta aquel día, o si su nuera no se hubiera ofrecido a llevar a Zoila a casa, o si ese día el carro de la nuera de Zoila no hubiera tenido “pico y placa”, lo cual les habría permitido salir de viaje unas horas antes; Zoila estaría con vida. ¡Lo único que faltaba!, ¡que Samuel Moreno, el alcalde, fuera parte de este engranaje trágico!, pero es broma.

De manera prodigiosa, el choque simple entre el mercedes de de Daniel Klug y su novia, y el mazda 3 de Zoila y su nuera; deja parqueados a los dos automotores en una ciudad llamada Bogotá, en el lugar exacto de la faz de la tierra, y en el momento preciso por donde un conductor ebrio pasaría unos minutos después. Tal vez miles o millones de hechos triviales que sería imposible relatar en un libro, se conjugaron de manera milagrosa para que dos carros quedaran parqueados en ese preciso sitio del planeta; incluso el lugar y fecha de nacimiento de los dos conductores tuvieron un papel crucial en el choque simple, y ojo!! La astrología es una farsa; ¡que ningún astroloco vaya a usar esto para defender su negocio!. Basta con que Zoila, su nuera; o Daniel, o su novia hubieran nacido en otro lugar y/o época, para que la secuencia cronológica del accidente hubiera fallado.

Se produce el choque simple entre los dos autos; llega la policía y el abogado de la empresa aseguradora. Milagrosamente, uno de los policías estaciona su motocicleta, a la distancia exacta del automóvil donde viajaba Zoila; con en ángulo perfecto, la motocicleta tenía el peso exacto para que la situación que se venía, se desarrollara con total precisión.

A pocos kilómetros del lugar donde se desarrollaba el choque simple entre los dos automóviles; Fernando Abella omite una señal de tránsito, y choca con un bus de servicio público que milagrosamente estaba en un lugar determinado a la hora precisa para que el abogado Fernando Abella, que también pasaba por ese mismo lugar a la hora precisa después de una maravillosa secuencia de hechos; lo chocara sin causar heridos. Si Fernando Abella decide responder por ese choque simple con el bus de servicio público, salvaría la vida de Zoila, pero no lo hace y decide huir. Como guiado por dios, tomará la ruta precisa a la velocidad adecuada. Fernando Abella va con exceso de velocidad por la autopista norte; milagrosamente la velocidad es de exactos 95 kilómetros por hora, ni más ni menos; unos kilómetros por hora más, o unos kilómetros por hora menos y Zoila se salva. Fernando Abella llega al lugar del choque simple entre Daniel Klug y la nuera de Zoila; golpea la motocicleta de la policía a la velocidad exacta y con el ángulo perfecto para que esta vuele por el aire hacia el carro donde estaba Zoila; la mujer es golpeada en su cabeza por una llanta de la moto a la precisa velocidad para causarle la muerte instantánea. Zoila tenía ubicada la cabeza en el preciso lugar del planeta, y a la hora, minuto y segundo exacto por donde iba a pasar una moto voladora golpeada por un conductor ebrio con la velocidad y el ángulo apropiados.

Zoila fue velada en una de las sedes de la funeraria Los olivos; y la eucaristía se realizó en una iglesia llamada, el señor de los milagros. Sí, el señor de los milagros, o los anti-milagros.


Amigo creyentes en alguno de los dioses ¿acaso no es un milagro lo que acabaron de leer?. Díganme ¿cuál era la probabilidad estadística de que los hechos que he narrado en mi artículo, sucedieran de la manera apropiada para causar la muerte de una mujer?. ¿Qué otra explicación hay para esto, aparte de la intervención de un dios?.

Después de leer esto; ¿te parece estadísticamente imposible que millones de hechos triviales sucedidos durante cientos de miles de millones de años, pudieran causar un accidente en uno de los miles de millones de planetas del universo creando vida simple?, ¿y que esa vida simple, después de millones de años de accidentes, evolucionara para crear formas de vida más compleja?,

¿Crees en dios sólo porque te parece imposible que tu nacimiento haya sido sólo por azar y casualidad?. ¿Crees que haber conocido a tu mujer o a tu esposo, fue el regalo de algún dios, y no la simple consecuencia de la casualidad?

Tú le llamas a algo “milagro de dios”, sólo porque se trata de algo bueno. Pero cuando se trata de algo malo ¿de quién es el milagro?.


lunes, 13 de septiembre de 2010

Que el gobierno tenga la salud hecha un infame negocio, ya es normal; pero que dios sea cómplice de esa infamia ¡ya es la tapa!

Parábola del vicepresidente y el humilde campesino.

En un lejano país, cuyo nombre no diré para evitar difamaciones injustas, sucedió esta triste historia:

Un miembro de la oligarquía, de esos que han convertido al país en una gigantesca fosa común donde no sólo descansan en paz las víctimas de los falsos positivos (ejecuciones extrajudiciales de supuestos guerrilleros), y las victimas del paramilitarismo y la desaforada violencia en las ciudades, sino también de las víctimas de un sistema de salud que ve al enfermo como un cliente al cual explotar en vez de sanar; una tarde de duro trabajo, de repente sufre un infarto agudo al miocardio, cuyo desenlace es satisfactorio gracias a un dios amoroso y misericordioso que escuchó las oraciones de miles de personas que no querían perder al vicepresidente de la nación. Los médicos reaccionaron instantáneamente, transportándolo en la ambulancia y llevándolo a una de las mejores clínicas del país, donde cardiólogos expertos le realizan una cirugía de corazón abierto salvándole la vida y devolviéndolo sano y salvo a trabajar.


Ese mismo día en mi ciudad, un humilde campesino sufre un leve dolor en el pecho; los síntomas de un pre-infarto, y acude al hospital el cual le niega el servicio por no ser una emergencia. Aquel campesino se ve forzado a pedir una cita en su EPS, y no diré el nombre de la EPS, después de todo todas son igual. Hace una larga cola para pedir su cita médica, la cual se la dan para dentro de tres días, durante los cuales el dolor en el pecho no cesa. Aquel campesino acude a su cita médica esperando que sea remitido a un cardiólogo y reciba la autorización para recibir exámenes especializados que permitan detectar el problema de salud, los cuales le son negados por el médico, considerando que la afección del paciente no es tan grave; sólo recibe una cajita de analgésicos para el dolor y es despachado del consultorio del médico… "el siguiente por favor, el siguiente!!", dice el campesino al salir del consultorio; luego se dirige a misa a agradecerle al todopoderoso que no haya sido nada grave en su corazón. Su corazón funcionaba perfectamente gracias a dios, según el médico.

Una semana después, cuando pasó el efecto del analgésico; el dolor reaparece y más fuerte. Es trasladado de urgencia al hospital donde debe de esperar una larga noche antes de ser atendido. El cardiólogo detecta una peligrosa arritmia cardiaca y decide que debe de ser operado; el paciente es trasladado de urgencia a la ciudad principal más cercana, a largas tres horas de camino para recibir la cirugía de corazón abierto. Por suerte… gracias a dios… pero para la EPS, el paciente muere a las dos horas de camino evitándole el costo de la cirugía a la EPS que debió remitirlo al especialista en su primera consulta, para que este ordenara exámenes especializados en su corazón.

EN DOS CASOS OCURRIDOS EN DIFERENTES HOSPITALES
Denuncian negligencia médica en muerte de tres niños de Barranquilla

Esta noticia es sólo para ilustrar mi artículo; la historia del campesino que hoy relato, es de esas que nunca llega a los titulares de un periódico.

El algún lugar del cielo, la virgen María indignada le pregunta a Jesucristo, ¡¿Cómo es posible que tú hayas llamado a tu presencia a ese humilde campesino que tenía una esposa y cuatro hijos a los cuales mantener; y hayas decidido dejar vivir a ese desgraciado que ha sido cómplice de la desidia de ese bello país!?, ¡no es justo! ¡Cómo es posible que escuches las oraciones de ese corrupto, y se niegues a escuchar los ruegos de un humilde campesino que cree en ti por convicción y no por política como ese otro!. Jesucristo con tristeza le responde ¡mamáaa, eso fue lo que hice!, ¡al que llamé a pedirle cuentas fue al vicepresidente y no a aquel humilde labrador!, pero lamentablemente el maldito sistema de salud de ese país me jugó una mala pasada y desbarató mis planes!.


Esta historia es totalmente verídica. La conversación entre Jesús y la virgen me la contó el arcángel san Gabriel en sueños, y yo le creo al arcángel, ya que si es falso lo que este mensajero de dios me dijo, significa que dios es cómplice del macabro sistema de salud de aquel país.

Sabemos que si el dios de los cristianos es verdadero, aquel amoroso dios no se podría prestar para llamar a su presencia a algunas personas sólo por el hecho de no contar con un buen seguro médico; y dejar en la tierra a personas que trabajarán para asegurar que la historia de este humilde campesino, muy seguramente se vuelva a repetir.


¿Tú qué opinas? ¿Por qué dios llama a su presencia a tantas personas sólo por el hecho de no contar con ayuda médica oportuna, o por escases de recursos económicos?. ¿Dios es un cómplice del gobierno, o simplemente es un invento humano para que tú te resignes a las injusticias del país?.

¿Qué opinas sobre tantas personas que en Colombia, mueren por negligencia médica? ¿Deberán de contar con el suficiente dinero para que dios les perdone la vida?, y si no cuentan con buen respaldo médico como el vicepresidente de aquel país, que sufrió un infarto peor que el campesino de mi historia, entonces dios no puede hacer el milagrito; "él obra por medio de los médicos", dirán los creyentes, y los médicos obran por dinero.


El que tenga oídos que oiga y el que tenga ojos que vea.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

El “Milagro” de María Camila Angarita; dos semanas de oraciones a dios por su recuperación, y muró. ¿Dios está sordo o no existe? ¿Qué te parece más racional presidente Santos?.

El pasado 16 de agosto del presente año; el Boeing 737-700 de la aerolínea Aires con 121 pasajeros a bordo; al parecer, por efectos de un rayo, se precipitó a tierra en el momento que hacia su aproximación al aeropuerto de la isla de san Andrés, al norte de Colombia. Sólo hubo un muerto y treinta y cuatro heridos. Uno de los heridos quedó en estado de gravedad, y es sobre ese caso al que quiero referirme en la primera entrada de este blog; se trata de María Camila Angarita.

No faltaron los medios de comunicación, que mostraron el accidente como un milagro; como la fehaciente prueba de la intervención divina en asuntos humanos. Algunos medios, no dudaron en relacionar el supuesto milagro con la aparición de una biblia intacta dentro del avión, con la complicidad de nuestro presidente; ese fue el caso del periódico El colombiano de Medellín.


“El Primer Mandatario reveló que, según le dijo el director de la Aerocivil, Fernando Sanclemente, en el tren de aterrizaje de la nariz del avión fue encontrada una Biblia intacta”.

El "milagro" de una Biblia en nariz del avión accidentado

Nadie sabe del dolor de nadie, dice un dicho popular. Me pregunto qué pensará la familia del pasajero fallecido en el momento del accidente, el único muerto donde se salvaron todos; ¿llamarían a eso un milagro?, donde sobrevivieron todos, y él fue el único muerto. Es claro que aquella familia no celebra el milagro, y no le importa que una biblia haya resultado intacta; aunque el fenómeno religioso en Colombia está tan arraigado en el imaginario colectivo, que muy seguramente la familia mantendrá sus creencias religiosas a pesar del duro golpe. Y muy seguramente los creyentes en dios que viajaban en el avión, seguirán creyendo en su dios personal, a pesar de que este no hizo algo para evitar el accidente: las oraciones que muchos hicieron antes del viaje, fueron totalmente desoídas.

A pesar de lo que acabo de contar, fruto de mi sentido común; los sobrevivientes no dudarán en agradecer a su dios personal, por haber sido salvados de morir en el accidente, a pesar de que el mismo accidente, demuestra que ningún dios los cuidaba en aquel día trágico.

Ahora centrémonos en María Camila Angarita. Su muerte, confirmada hoy por los medios de comunicación, a pesar de las cadenas de oración realizadas en su colegio, deberían ser suficientes para que cualquier persona racional, abandonara sus creencias supersticiosas y reconocieran que perdieron más de dos semanas pidiendo ayuda a un amigo imaginario.

Curiosamente; según las convicciones del creyente en dios, este es tan poderoso, que conoce el pasado, el presente y el futuro; y es el poder de dios de conocer el futuro, lo que hace que la oración pidiendo la sanación de alguna persona, sea algo tan absurdo e incoherente, incluso si suponemos que el dios en el que cree tanta gente, sea real. ¿Cómo se le puede pedir la sanación de una persona a un dios que ya conocía el desenlace de la historia desde que María Camila nació? ¿Acaso dios no sabe el día de nuestra muerte, y sabe cómo será la muerte?.

El dieciocho de agosto de 2010, fue emitida esta nota en el noticiero del medio dia. Mirenla atentamente.


video

Quién no ha leído en su biblia, estas asombrosas promesas que hace Jesús, que según la leyenda, es el hijo del mismo dios todopoderoso enviado para salvar a la humanidad. Léanlas atentamente.

"Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. ¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?" (Mateo 7, 7ss)

"(...)de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible". (Mateo 17, 20)

"Respondiendo Jesús, les dijo: Tened fe en Dios. Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho. Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá". (Marcos 11,22ss)

"De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre. Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré". (Juan 14, 12-14)

"Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos. Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos". (Mateo 18,19-20)


Queda claro que muchas personas oraron tomados de la mano pidiéndole a dios que le devolviera la salud a María Camila, no sólo dos o tres, sino muchas personas. Muchos niños oraron, y sabemos que los niños son aun más crédulos que sus propios papás, y su fe en lo sobrenatural es más grande. La biblia ofrece que sólo basta con creer en Jesucristo, y con sólo creer, podrás hacer obras incluso más grandes que las que supuestamente hacia Jesús en la tierra.

Nada de lo que pidieron esos niños en oración fue recibido; nada de lo que pidieron sus propis padres en oración fue recibido, y no necesito de ser adivino para saber que los padres de esta pequeña, oraron por la salud de su hija.

¡Señor presidente Juan Manuel Santos; toma la biblia que encontraron intacta en el avión de Aires aquel día; empápala de vaselina, y métela por el…… Aquí termino mi primera entrada, y no escribo más porque ya me estoy volviendo grosero.

Por experiencia se que los niños, a pesar de ser más crédulos, son más racionales y su cerebro es más moldeable que el de los adultos. Tal vez ellos vean lo que los adultos no ven, o se hacen los que no ven.