miércoles, 1 de septiembre de 2010

El “Milagro” de María Camila Angarita; dos semanas de oraciones a dios por su recuperación, y muró. ¿Dios está sordo o no existe? ¿Qué te parece más racional presidente Santos?.

El pasado 16 de agosto del presente año; el Boeing 737-700 de la aerolínea Aires con 121 pasajeros a bordo; al parecer, por efectos de un rayo, se precipitó a tierra en el momento que hacia su aproximación al aeropuerto de la isla de san Andrés, al norte de Colombia. Sólo hubo un muerto y treinta y cuatro heridos. Uno de los heridos quedó en estado de gravedad, y es sobre ese caso al que quiero referirme en la primera entrada de este blog; se trata de María Camila Angarita.

No faltaron los medios de comunicación, que mostraron el accidente como un milagro; como la fehaciente prueba de la intervención divina en asuntos humanos. Algunos medios, no dudaron en relacionar el supuesto milagro con la aparición de una biblia intacta dentro del avión, con la complicidad de nuestro presidente; ese fue el caso del periódico El colombiano de Medellín.


“El Primer Mandatario reveló que, según le dijo el director de la Aerocivil, Fernando Sanclemente, en el tren de aterrizaje de la nariz del avión fue encontrada una Biblia intacta”.

El "milagro" de una Biblia en nariz del avión accidentado

Nadie sabe del dolor de nadie, dice un dicho popular. Me pregunto qué pensará la familia del pasajero fallecido en el momento del accidente, el único muerto donde se salvaron todos; ¿llamarían a eso un milagro?, donde sobrevivieron todos, y él fue el único muerto. Es claro que aquella familia no celebra el milagro, y no le importa que una biblia haya resultado intacta; aunque el fenómeno religioso en Colombia está tan arraigado en el imaginario colectivo, que muy seguramente la familia mantendrá sus creencias religiosas a pesar del duro golpe. Y muy seguramente los creyentes en dios que viajaban en el avión, seguirán creyendo en su dios personal, a pesar de que este no hizo algo para evitar el accidente: las oraciones que muchos hicieron antes del viaje, fueron totalmente desoídas.

A pesar de lo que acabo de contar, fruto de mi sentido común; los sobrevivientes no dudarán en agradecer a su dios personal, por haber sido salvados de morir en el accidente, a pesar de que el mismo accidente, demuestra que ningún dios los cuidaba en aquel día trágico.

Ahora centrémonos en María Camila Angarita. Su muerte, confirmada hoy por los medios de comunicación, a pesar de las cadenas de oración realizadas en su colegio, deberían ser suficientes para que cualquier persona racional, abandonara sus creencias supersticiosas y reconocieran que perdieron más de dos semanas pidiendo ayuda a un amigo imaginario.

Curiosamente; según las convicciones del creyente en dios, este es tan poderoso, que conoce el pasado, el presente y el futuro; y es el poder de dios de conocer el futuro, lo que hace que la oración pidiendo la sanación de alguna persona, sea algo tan absurdo e incoherente, incluso si suponemos que el dios en el que cree tanta gente, sea real. ¿Cómo se le puede pedir la sanación de una persona a un dios que ya conocía el desenlace de la historia desde que María Camila nació? ¿Acaso dios no sabe el día de nuestra muerte, y sabe cómo será la muerte?.

El dieciocho de agosto de 2010, fue emitida esta nota en el noticiero del medio dia. Mirenla atentamente.


video

Quién no ha leído en su biblia, estas asombrosas promesas que hace Jesús, que según la leyenda, es el hijo del mismo dios todopoderoso enviado para salvar a la humanidad. Léanlas atentamente.

"Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. ¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?" (Mateo 7, 7ss)

"(...)de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible". (Mateo 17, 20)

"Respondiendo Jesús, les dijo: Tened fe en Dios. Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho. Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá". (Marcos 11,22ss)

"De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre. Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré". (Juan 14, 12-14)

"Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos. Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos". (Mateo 18,19-20)


Queda claro que muchas personas oraron tomados de la mano pidiéndole a dios que le devolviera la salud a María Camila, no sólo dos o tres, sino muchas personas. Muchos niños oraron, y sabemos que los niños son aun más crédulos que sus propios papás, y su fe en lo sobrenatural es más grande. La biblia ofrece que sólo basta con creer en Jesucristo, y con sólo creer, podrás hacer obras incluso más grandes que las que supuestamente hacia Jesús en la tierra.

Nada de lo que pidieron esos niños en oración fue recibido; nada de lo que pidieron sus propis padres en oración fue recibido, y no necesito de ser adivino para saber que los padres de esta pequeña, oraron por la salud de su hija.

¡Señor presidente Juan Manuel Santos; toma la biblia que encontraron intacta en el avión de Aires aquel día; empápala de vaselina, y métela por el…… Aquí termino mi primera entrada, y no escribo más porque ya me estoy volviendo grosero.

Por experiencia se que los niños, a pesar de ser más crédulos, son más racionales y su cerebro es más moldeable que el de los adultos. Tal vez ellos vean lo que los adultos no ven, o se hacen los que no ven.